martes, 26 de enero de 2016

Corazón de mariposa - Andrea Tomé


Título: Corazón de mariposa 

Autora: Andrea Tomé

Editorial: Plataforma Neo


Sinopsis: 

Victoria y Kenji comparten un secreto: las cicatrices que recorren sus muñecas. Para ella, los días transcurren contando calorías e intentando que su hermana no la obligue a comer más de lo que ella considera suficiente. Él vive escondiendo las marcas de su pasado bajo tatuajes y trabajando de sol a sol en un bar para amantes del rock. Ambos están solos, aislados del mundo…Hasta que Kenji descubre a Victoria en los baños del bar donde trabaja rodeada de un charco de sangre.Todos creen que ha intentado suicidarse, porque sufre anorexia, porque su novio acaba de dejarla, porque en definitiva parecía inevitable. Pero nadie la entiende realmente… hasta entonces.Victoria y Kenji se mueven a la velocidad de la vida e, inevitablemente, acabarán encontrándose.

Opinión personal:

Es un libro que cuenta una realidad, a mí me ha gustado mucho, sobretodo bastantes de las reflexiones que hace y fragmentos, a continuación os dejo las que a mí más me han gustado:


  • A veces es extraño que fuera, en la calle, brille el sol, cuando tú en casa sientes que todo lo que te rodea es gris; que haga un frío de mil demonios y, por mucho que te abrigues, no consigas alejarlo e ti; que la gente siga preguntándote cómo te encuentras, aunque la respuesta sea obvia. A veces la vida es extraña y no eres capaz de averiguar que haces tú en ella. Alguien debería pedirnos permiso antes de arrojarnos, como un paquete demasiado pesado, a este mundo.
  • El odio no es bueno; solo hace que te pudras por dentro.
  • Según algunas culturas asiáticas y americanas, el tatuaje tiene un sentido social. Cuando impregnas tu piel con la tinta, marcándote para siempre, logras establecer tu estatus, mostrándole al mundo quién eres. Los tatuajes, por norma general, son imborrables, y por eso me fascinan tanto. Si tienes algún mensaje que transmitir, no lo lances en una botella al mar, escríbelo en las capas más profundas de tu piel, de donde nunca escapará.
  • Me fijo en que las estrellas, al igual que las personas, sienten esa imperiosa necesidad de juntarse las unas con las otras. Forman cúmulos imperfectos, recorren el firmamento en galaxias gigantescas. Porque tienen miedo a estar solas.
  • No se lo que estoy haciendo. Doy pasos, tal vez no siempre en línea recta, pero avanzo indefectiblemente. Mi problema es que desconozco cuál es el destino. Tengo miedo de perderme en los atajos que encuentro en el camino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada